lunes, 5

Iglesia de Santa María. Castro Urdiales , 21:00h

Il Fervore. Lucía Caihuela, soprano

Lucía Caihuela, soprano

Il Fervore

 

Jesús Merino, violín y dirección

Lorena Padrón, violín

Ricardo Gil, viola

Candela Gómez, violonchelo

Jonathan Álvarez, violone

Julio Caballero, clave

Pablo Zapico, tiorba y guitarra barroca

 

Óperas y conciertos en la corte de Felipe V

«Señor Blasi» (siglo XVIII)

  • Obertura en La Mayor (interpretada como obertura de “Las Amazonas de España” en una producción catalana)

Jaime Facco (1676-1753)

  • de “Las amazonas de España” (1720) Reinar más es penar (Aria de Aníbal) Ay, infelice, qué oí (Aria de Clorilene)

Vicente Baset (1719-1764)

  • Apertura â piu strom[en]ti en La Mayor, Bas-7

Francisco Corselli (1705-1778)

  • de “La cautela en la amistad y robo de las sabinas” (1735)

Cristal detenido (Aria de Tacio)

Los mismo un triste espera - Sube el fuego a su elemento (Recitado y Aria de Camilo)

José Herrando (ca. 1720-1763)

  • Sinfonía en Re Mayor

José de Nebra (1702-1768)

  • “de Amor aumenta el valor” (1728) –primer acto–

Adiós, prenda de mi amor (Aria de Horacio)

Pues quién, cruel - Más fácil será al viento (Recitado y Aria de Porsena)

 

 

Óperas y conciertos en la corte de Felipe V.

En contra de ciertas visiones nacionalistas, que consideran la música italiana como un enemigo que ataca las esencias hispanas, el hecho es que en el teatro español se adoptaron sin problema las convenciones del dramma per musica italiano. Ya desde las primeras décadas del siglo XVIII, músicos como Sebastián Durón o Antonio Literes compusieron zarzuelas (que entonces eran dramas mitológicos en dos actos) que, a la vez que continuaban las tradiciones musicales y literarias del teatro cortesano de tiempos de los Austrias, introdujeron algunas novedades como la sucesión de recitados y arias, la escritura instrumental idiomática y el virtuosismo en el canto. A comienzos de los años 20 del siglo XVIII irrumpe con fuerza la figura del italiano Jaime Facco (conocido en la época también como Jacometto Facco) que compone para la corte madrileña espectáculos como Las amazonas de España (1720), Amor es todo invención: Júpiter y Anfitrión (1721) y La hazaña mayor de Alcides (1723). Con estas obras cristaliza en España un género de espectáculo que se inclina decididamente hacia el melodrama italiano, aunque sin renunciar a algunas características del teatro barroco español, como la presencia de una pareja de graciosos.

lunes, 5

Iglesia de Santa María. Castro Urdiales , 21:00h

Il Fervore. Lucía Caihuela, soprano

Lucía Caihuela, soprano

Il Fervore

 

Jesús Merino, violín y dirección

Lorena Padrón, violín

Ricardo Gil, viola

Candela Gómez, violonchelo

Jonathan Álvarez, violone

Julio Caballero, clave

Pablo Zapico, tiorba y guitarra barroca

 

Óperas y conciertos en la corte de Felipe V

«Señor Blasi» (siglo XVIII)

  • Obertura en La Mayor (interpretada como obertura de “Las Amazonas de España” en una producción catalana)

Jaime Facco (1676-1753)

  • de “Las amazonas de España” (1720) Reinar más es penar (Aria de Aníbal) Ay, infelice, qué oí (Aria de Clorilene)

Vicente Baset (1719-1764)

  • Apertura â piu strom[en]ti en La Mayor, Bas-7

Francisco Corselli (1705-1778)

  • de “La cautela en la amistad y robo de las sabinas” (1735)

Cristal detenido (Aria de Tacio)

Los mismo un triste espera - Sube el fuego a su elemento (Recitado y Aria de Camilo)

José Herrando (ca. 1720-1763)

  • Sinfonía en Re Mayor

José de Nebra (1702-1768)

  • “de Amor aumenta el valor” (1728) –primer acto–

Adiós, prenda de mi amor (Aria de Horacio)

Pues quién, cruel - Más fácil será al viento (Recitado y Aria de Porsena)

 

 

Óperas y conciertos en la corte de Felipe V.

En contra de ciertas visiones nacionalistas, que consideran la música italiana como un enemigo que ataca las esencias hispanas, el hecho es que en el teatro español se adoptaron sin problema las convenciones del dramma per musica italiano. Ya desde las primeras décadas del siglo XVIII, músicos como Sebastián Durón o Antonio Literes compusieron zarzuelas (que entonces eran dramas mitológicos en dos actos) que, a la vez que continuaban las tradiciones musicales y literarias del teatro cortesano de tiempos de los Austrias, introdujeron algunas novedades como la sucesión de recitados y arias, la escritura instrumental idiomática y el virtuosismo en el canto. A comienzos de los años 20 del siglo XVIII irrumpe con fuerza la figura del italiano Jaime Facco (conocido en la época también como Jacometto Facco) que compone para la corte madrileña espectáculos como Las amazonas de España (1720), Amor es todo invención: Júpiter y Anfitrión (1721) y La hazaña mayor de Alcides (1723). Con estas obras cristaliza en España un género de espectáculo que se inclina decididamente hacia el melodrama italiano, aunque sin renunciar a algunas características del teatro barroco español, como la presencia de una pareja de graciosos.